Educación financiera

El programa de educación financiera de Acción aumenta la capacidad de los clientes para administrar sus finanzas personales y del hogar, mantenerse informados y utilizar efectivamente los servicios financieros.

Las habilidades financieras son un componente esencial de la protección al consumidor, ya que los clientes bien informados pueden usar los servicios financieros más efectivamente y evitar los riesgos del endeudamiento excesivo. El programa de Acción está dirigido a miembros de hogares de bajos ingresos con bajos niveles de educación, e incluye cursos de planificación financiera, flujo de fondos, presupuesto, inversión, seguro, ahorros y deuda.

Características del programa

  • Destinatarios: hogares de bajos ingresos de zonas urbanas y rurales

  • Idoneidad: contenido diseñado y derivado de un contexto sociocultural

  • Metodología de aprendizaje: formato fácil de asimilar, con cuentos, juegos y ejercicios sencillos para alumnos alfabetizados y no alfabetizados

  • Accesibilidad: fácil de ofrecer en un ambiente informal, para grupos pequeños o grandes, con sesiones cortas que requieren una cantidad modesta de capacitación y supervisión.